Director de la Policía Nacional: contar 6 segundos para evitar un feminicidio

Esposo consagrado, padre de dos hijas y hermano de una mujer que a los 24 años perdió la vida por la obsesión de un hombre de poseerla a la fuerza, el nuevo director de la Policía Nacional llega con rostro protector y moldeador de conductas machistas, pero sobre todo con el “pie caliente”.

No hay “mano dura”, ni “blanda” tampoco, aclara, pero sí mucho seguimiento a las maniobras del mundo delictivo en los barrios y en las altas instancias. Por eso el motor de la persecución siempre estará encendido y con el tanque lleno de gasolina para “quemar a quien se arriesgue”.

El acelerador siempre estará puesto en el tema de la prevención, y los frenos en las armas de los policías para que no disparen “a quemarropa” si existe la posibilidad del apresamiento ordinario. Mientras que la capacitación técnica, moral y ética, será el eje principal a seguir para evitar la corrosión.

El reto que le impuso su padre, el coronel Ney Bautista, junto a sus otros dos hermanos policías, de que debían velar por la tranquilidad de los hogares dominicanos, lo tiene aun entre ceja y ceja, pero le llegó el momento de cumplirlo y ese es su norte a seguir.

Al visitar ayer al director de este diario, Miguel Franjul, el director de la Policía, mayor general Ney Aldrin Bautista Almonte aceptó cortésmente responder preguntas inusuales y personales, en una entrevista que como carnada era de dos o tres preguntas y terminó siendo de una hora con revelaciones de su vida personal, profesional y de su plan no revelado para marcar la diferencia en esta gran responsabilidad que han puesto en sus manos de devolver la paz a la familia dominicana.

Siguenos en Nuestras Redes:
RSS
Follow by Email
YouTube
Instagram