Dirigente de la Fuerza del Pueblo pide que dejen «tranquilo» a Leonel

Spread the love

Por José Núñez.- Señores, dejen al doctor Leonel Fernández Reyna tranquilo, desde su antigua casa que no azucen por donde no debe ser.

Cuidado a los altos dirigentes del Partido de la Liberación Dominicana, que les puede pasar como en uno de los cuentos que magistralmente narra Juan Bosch, el fundador y líder histórico del peledeísmo de ayer, cuando escribió, que «un hombre corriéndole a un toro, en su desesperación saltó por la ventana que no era, y se encontró con el toro que si era».

Leonel es el político de más Bag Grau en nuestra sociedad, esto también se da por descontado en el plano internacional, en este terreno ninguno de sus iguales osa enfrentarlo porque es un espacio donde el combate se da en equilibrio y sobresaliendo las cualidades de cada quien.

Cuando a un político su pueblo le da un lugar cimero en la popularidad y lo está asumiendo como su principal líder, lo más inteligente y sabio es manejarse, aunque si tienen que criticarlo, que las mismas sean hechas por personas con credibilidad.

Que esas críticas puedan ser comprobables, creíbles y dichas por personas respetables, y si no son así, entonces que los criticones al no alcanzar el estatus del criticado, de Leonel, por lo menos deberían tener ninguno o el mínimo posible de cuestionamientos morales.

Cuando un político tiene legados como acontece con Leonel, además siendo los mismos de facturas recientes, es prácticamente imposible que se le pueda arrinconar por mucho tiempo, ya que cuando éste reaccione, los efectos, son casi seguros, que serán desfavorables en el mediano y en el largo plazo a los que llamaron a la guerra, es que no podrán aguantar el combate.

En este contexto, no se quieran meter o mejor dicho, sáquense al doctor Fernández de sus cabezas, el hombre es un titán y eso les pueden acarrear muchos, pero muchos malos ratos acompañados posteriormente de migrañas.

El expresidente Leonel Fernández va para las calles y lo hará con todos sus hierros, con la Fuerza del Pueblo, él sabe más que nadie que esta batalla electoral del año 2020, es una guerra de vida o muerte política con sus recientes ex compañeros, donde muchos de ellos han demostrado no tener límites para lograr sus objetivos políticos y electorales.

Ahora bien, como «guerra avisada no mata soldados», y «entre bomberos no deben pisarse las mangueras», ya que ha pasado muy poco tiempo para poder olvidar que se conocen muy bien mutuamente entre ellos, aquí cabe repetir la humilde opinión que escribí al principio de este artículo, pero ahora la hago a modo de sugerencia; dejen a Leonel tranquilo.

No alboroten más a éste líder, después no se quejen, todo queda plasmado indeleblemente en las redes sociales.

A %d blogueros les gusta esto: