Danilo compite con él mismo

nuñez50El ímpetu de la candidatura de el licenciado Danilo Medina se observa con tantas fuerzas que ahora su reto es pelear con el 60% del voto potencial, ya que su proyectado oponente se ha quedado en la gatera, Luis Abinader no prendió.

 

En este contexto, un proyecto presidencial que va por cuatro años más, y a nivel institucional por diez y seis años corridos, se observa compacto, dando los golpes políticos  pre finales con certezas, mientras que sus oponentes, sin presentar tensiones ni amenazas de importancia, se dispersan y no cohesionan un discurso coherente.

 

Así se van dando las condiciones para que ahora el reto de los diferentes Equipos de Campañas de Danilo Medina y el propio Partido de la Liberación Dominicana, ya no sea ganar con el 50% más un voto, no, ahora no, su verdadera misión es lograr garantizar que tanto se aproximan o se despegan del 60%, esa es la meta y el reto para el 16 de mayo próximo.

 

Ya esta maquinaria electoral peledeísta y sus fuerzas aliadas no se le va a medir por si ganan con más  del 50%, esto fue superado antes de entrar a los rounds finales, ahora la meta es si se llega o sobrepasa el sesenta por ciento en las votaciones.

 

Y el asunto del llegar al 60% o más de ahí, es tan probable, que si no se llega o superan esa cifra, se le van hacer cuestionamientos y fuertes críticas negativas a los diferentes Comités de Campañas y por supuesto, al Comité o la Dirección General de Campaña de este proyecto presidencial.

 

Así andan las cosas en los predios morados, y si se sigue con este crecimiento, el ascenso va a seguir por dos vías de consecuencias, la primera, por la motivación del que se cree ganado, siempre sube el porciento de sus votaciones, y la segunda causa, llega por las desmotivaciones del oponente, de no ir a votar en vano, al pensar en la inminente derrota o por tener un ejército desmotivado y sin perspectivas de triunfo.

 

Ese es el comportamiento de nuestro mercado electoral, quien evidencia, que en los días finales de las votaciones tiene tendencia a bajar, baja un poquito más (el caso del PRM), y el que posee la percepción de que es el seguro ganador, sube unos cuantos puntos (en el caso del PLD). Esa es la pura verdad.

 

Esto está tan blindado para Danilo Medina, que a pesar de esta solidez, aún le queda la variable Leonel Fernández, que cuando entre en escena, el partido morado con sus fuerzas que lo rodean, van realmente a aparecer avasallantes, sacarán de la cancha a la oposición, especialmente al que ya se le observa que el agua está por encima de los hombros (Luis Abinader).

 

Por lo tanto, resulta lógico pensar que Danilo Medina compite contra sí mismo, y que su reto no es ya Luis Abinader y sus debilitadas fuerzas aliadas, si no con el porcentaje de sesenta, que actúa mas como un punto de inflexión favorable, es decir, que ahí la tendencia es a subir, quedándole cartas sobre las mangas para el empuje final.

 

En consecuencia, Danilo compite con Danilo, teniendo como punto de referencia el sesenta por ciento (60%), no ya al PRM.

Siguenos en Nuestras Redes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
YouTube
Instagram